968 865 510 - 968 385 615 - 606 449 775
de Lunes a Sábado 10 a 22

Pedidos por Teléfono 4% de Descuento

0
Producto añadido correctamente a su carrito de la compra
Cantidad
Total
Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su carrito.
Total productos:
Total envío:  A determinar
Total
Seguir comprando Ir a la caja

Guía para el cuidado de un sofá de piel

 

GUÍA PARA EL CUIDADO DE LA PIEL

-1. Intente mantener una distancia mínima de 70 cms. entre el sofá o sillón tapizado en piel y cualquier fuente de calor, como estufas o radiadores.

 

-2.  Evite colocar su sofá tapizado en piel directamente bajo la luz del sol. Todos los materiales tienden a perder color en el tiempo si han sufrido directamente la exposición al sol. Las pieles son especialmente sensibles a esta luz por lo que se debe de evitar colocar la pieza tapizada bajo ventanas o tragaluces. Un error que comete mucha gente es colocar su sofá de piel muy cerca de una ventana en la que da el sol directamente, provocando el deterioro y cambio de color de la piel. Evita esto si quieres tener tu sofá en perfecto estado.

 

-3.  Como las demás partes de mobiliario y decoración, la piel acumula polvo. Para limpiarla, frote con un paño seco una vez por semana. También se puede utilizar el accesorio de cepillo suave de su aspiradora. Las partículas de suciedad sobre la piel se eliminan completamente, lo cual resulta ideal para las personas alérgicas al polvo.

 

-4.  Como norma general, limpie completamente sus piezas tapizadas en piel con el limpiador para pieles (suministrado por el fabricante de la piel), al menos una vez cada tres meses, las pieles son muy absorbentes y necesitarán una limpieza más frecuente si están en zonas de mucho uso, como por ejemplo una sala de TV o un salón. Después de limpiar, aplique la crema de hidratación del kit de limpieza para renovar el nivel de protección. Existen diferentes tipos de kits de limpieza, dependiendo del tipo de piel a tratar.

 

-5.  La piel, una vez concluida su fabricación antes de ser enviada al cliente, pasa una serie de controles de calidad que corroboran que la piel cumple con las principales normativas de calidad exigidas, garantizando los parámetros de durabilidad determinados para la piel siempre y cuando sea tratada con los productos adecuados.

 

-6.  No utilice nunca materiales químicos o agentes limpiadores agresivos sobre la piel, tales como productos multiusos, incluso cuando este, indique que es apto para piel. Evite todos los productos que contengan disolventes, aceites o siliconas, ya que afectarán negativamente a la superficie de la piel. La experiencia nos dice que la mayoría de las reclamaciones por desperfectos en la piel, vienen ocasionadas por un mal cuidado y la utilización de productos no aptos para la misma. La piel solo debe de ser tratada con productos suministrados por el fabricante de la piel.

Información suministrada por uno de nuestros proveedores de tejidos y pieles: Mariano Farrugia. Ir a su Web